Arriba

El primer premio del Concurso ‘Puro Arte’ se queda en la localidad palentina de Aguilar de Campoo

El primer premio del Concurso ‘Puro Arte’ se queda en la localidad palentina de Aguilar de Campoo

Reflejar la visión del mundo de las personas con enfermedad mental. Ese es el objetivo con el que nació el concurso nacional de pintura ‘Puro Arte’ organizado por la Asociación Salud Mental de Burgos (Prosame) y que cumple ya su séptima edición.

En esta ocasión, han participado un total de 39 obras pictóricas llegadas desde diferentes puntos de la geografía española. Como viene sucediendo habitualmente la mayoría de las creaciones son de carácter individual, aunque este año la muestra ha contado con dos colectivas.

En esta ocasión el primer premio, valorado en 600 euros, ha recaído en la obra firmada bajo pseudónimo “Fumantwo” proveniente de la localidad palentina de Aguilar de Campoo, y que se presenta bajo el título de “Ruth”. Un modernista retrato que ha cautivado a todos los miembros del jurado. Los tres accessit de 200 euros han sido para  la obra “Adan y Eva (el comienzo de una enfermedad” del autor Miguel Ángel Cordero Gómez, de Huelva;  “Animalia II” del artista barcelones Urco, y de la propia capital burgalesa la obra titulada “Prisionero de la noche” del autor César Anitzine Camarero.

A todas ellas su suma el galardón especial, al que se le hace entrega de un lote de printura cedido por el colaborador “La Bottega Dell’ Arte, y que ha recaído en la obra titulada “Collage de arte” procedente de la Unidad de Convalecencia, rehabilitación Psiquiátrica y Hospital de Día de Psiquiatría, del Complejo Asistencial Universitario de Palencia.

“La única de las condiciones imprescindibles que exigimos para participar es que las obras sean realizadas por personas con algún tipo de enfermedad mental“, nos explican desde nuestra asociación.

Nos llena de orgullo comprobar que este es el año que más calidad tienen las obras, ya que «sin querer desmerecer las de años anteriores, en esta ocasión hay muchas que llaman la atención», nos aseguran sus organizadores.

Nos obstante, este tipo de actividades consiguen entre otras cuestiones visibilizar el gran potencial artístico que puede existir en una personas con un problema de salud mental y que muchas de las veces permanece en total anonimato u oculto. «Queremos normalizar y visibilizar» la presencia de patologías mentales y demostrar que quienes las tienen «son personas normales», sea cual sea el significado de la palabra «normal», reclaman desde nuestra asociación Prosame.

Todas las obras premiadas junto al resto de las que han participado en esta séptima edición del concurso permanecen expuestas, hasta el próximo día 7 de enero, en la sala de exposiciones del Teatro Principal de la ciudad de Burgos. Una oportunidad única para disfrutar del arte y acercarse a él desde la visión de la salud mental.

Sin comentarios

Deja un comentario

*