Arriba

La Línea Intermedia: siete años en las ondas de Radio Iris 7

La Línea Intermedia: siete años en las ondas de Radio Iris 7

Siete años hace ya que se inició el proyecto radiófonico “La Línea Intermedia de manos de los compañeros de Salud Mental Aranda. Nos tenemos que remontar al mes de noviembre de 2009 cuando un grupo de “unas cinco o seis personas” decidieron hacer un curso que ofrecían desde la emisora Radio Iris 7, relata Virginia Pecharromán, psicóloga de la asociación.

Dos meses más tarde estaban emitiendo su primer programa y, ahora, “cumpliremos los 100 de emisión este mismo año”. A lo largo de estos siete años de actividad, “habrán pasado por estos micrófonos cerca de una veintena de personas con problemas de salud mental“. El objetivo de esta actividad no es otra que poner a su alcance una herramienta de comunicación y expresión a través de la cual contar a la población quiénes son, qué es la enfermedad mental y “tratar de eliminar el estigma“.

Enero 2017 Empezamos con fuerza la 8 temporada

Esta año ya se ha hecho efectiva la primera emisión , contando en su filas con dos locutores nuevos, “lo que hace que el equipo esté integrado por 12 personas que intervienen de manera regular en las grabaciones de estos programas”, explica Virginia.

Tener una ocupación “con la preparación individual que cada uno realiza en su casa cada mes” es algo muy importante y determinante para la mejora de estas personas, a lo que hay que sumar “el reto que suponen para ellos ponerse delante del micrófono y la mejora de su autoestima“. En definitiva, todo un ejercicio para fomentar la autonomía de las personas y demostrar sus capacidades.

En plena grabación

A pesar de la preparación Virginia reconoce que también se maneja “mucha improvisación” en este falso directo “pero que casi siempre hacemos del tirón”. Esta psicóloga reconoce que después de estos siete años, la cita mensual se ha convertido en un “momento de disfrute” pero también el equipo representa un grupo de apoyo “donde unos a otros se ayudan y tratan de mejorar su estado de ánimo”.

Además, los treinta minutos de emisión representan la “escusa” de algunos para desplazarse desde sus pueblos hasta Aranda,  e incluso “la única oportunidad de vernos”.

Ahora ya se encuentran preparando los contenidos para la próxima emisión, “aunque creo que a ellos nunca se les acaban los temas”, asegura Virginia, quien anima a todos los que quieran a participar de la experiencia, “bien como oyentes o como locutores”.

Desde aquí lo que sí notamos es que en Aranda se respira “muy buena onda“.

Sin comentarios

Deja un comentario

*