Arriba

Un brindis por la asistencia personal gracias a Bodegas Protos

Un brindis por la asistencia personal gracias a Bodegas Protos

En una tierra como la nuestra de vides y vinos no podíamos dejar escapar la oportunidad que nos ofrece Bodegas Protos a través de su iniciativa IV Brindis Solidario de conseguir 10.000 euros para nuestro proyecto de asistencia personal. El objetivo es  lograr la inclusión laboral de 100 personas con problemas de salud mental a través de formación y capacitación como asistentes personales.

Ahora lo que necesitamos es contar con el mayor número posible de votos que deben realizarse a través de facebook. Un click de tu ratón puede llevarnos a alcanzar nuestro objetivo: que 100 personas puedan desarrollar sus planes de vida cómo quieran y cuándo quieran.

Con todo ello pretendemos garantizar el derecho de las personas con problemas de salud mental a alcanzar una vida independiente. Para ellos queremos trabajan desde dos planos. Por un lado, vamos a formar profesionalmente a las personas como asistentes personales para que pueden desempeñar un trabajo renumerado. Y por otro, vamos a potenciar un servicio que permitirá al solicitante mejorar su calidad de vida y diseñar un proyecto vital autónomo e independiente.

Además, este proyecto que planteamos nace bajo el marco de la Ley 39/2006 de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en la que se define autonomía personal como “la capacidad de controlar, adoptar y tomar por propia iniciativa decisiones personales, así como desarrollar las actividades básicas de la vida diaria”. Dicha ley recoge, en su Catálogo de Prestaciones, el Servicio de Asistencia Personal como un recurso disponible para las personas con discapacidad que así lo demanden.

Estos asistentes personales, son personas que cuentan con un diagnostico por enfermedad mental, han pasado por un proceso de recuperación y se encuentran plenamente capacitadas para desempeñar esta labor profesional, constituyéndose este desempeño en un trabajo remunerado. Estas personas cuentan con una doble ventaja: contarán con la formación necesaria para desempeñar su trabajo como asistentes personales, y cuentan con la experiencia “en primera persona”, de lo que es tener una enfermedad mental, promoviendo el “apoyo de pares”, que redundará en una mejor relación y servicio.

Sin comentarios

Deja un comentario

*