Arriba

Entrevista a César Linares, director de Seventhe

Entrevista a César Linares, director de Seventhe

“Los rostros de la enfermedad mental… 7 años después”

Apenas superada la treintena, César Linares ha sabido crear y mantener a flote su sueño empresarial y su apuesta por la cultura audiovisual de la mano de Seventhe. Con motivo de su 7º aniversario, recupera uno de sus primeros proyectos en colaboración con “El Puente Salud Mental Valladolid“.

Cesar_Linares_Salud_Mental_cyl¿Cómo empieza esta aventura al frente de tu empresa?
Empecé en el año 2008 cuando empezaba la crisis económica y con 24 años. Pensada que lo mismo que estaba haciendo para otras personas podía hacerlo para mí mismo. Además de poder tener mayor capacidad de decisión de los proyectos en los que trabajar. Lo cierto es que después te das cuenta que debes hacer aquello que te permite subsistir y que dedicarte a realizar proyectos documentales o más artísticos requiere de un tiempo y unos recursos muy poco alcanzables.

¿Cómo surge el contacto con la Asociación El Puente Salud Mental Valladolid?
Realmente a través de otras personas que me comentan que esta asociación quería grabar una audiovisual. De ahí conozco a Mercedes López e iniciamos la colaboración, sin conocer absolutamente nada de salud mental. Mercedes se encargó de los contenidos y yo de darle la forma.

¿Cómo se elabora la primera parte del documental “Los rostros de la enfermedad mental”?
Lo primero de todo, en cualquier proyecto, es que haya una finalidad en su realización, y en este caso era mostrar a la sociedad lo qué es la enfermedad mental y hablar sobre el estigma. Después es necesario contar con un guión y una forma audiovisual de narrar las cosas. De la primera cuestión se encargó Mercedes que era quién sabía lo que quería contar, y mi labor se centró en visualizar, primero en mi cabeza, la forma de contarlo, y que no siempre coincide con lo que finalmente se realiza.

Ver primera parte
Ver segunda parte

¿Cómo definirías esa primera parte del trabajo?
Fue un proyecto basado en las declaraciones de los protagonistas y que se grabó íntegramente en las propias instalaciones de la Asociación El Puente. Creo que podríamos definirlo como un trabajo sobrio. Pero reconozco que durante el proceso de creación me sorprendí por la generosidad de la gente al hablar de sí misma. Hay muchas cosas que no incluimos en las producciones, y en este caso decidimos dejar a un lado la parte más dramática, sin alegarnos nunca de la realidad de la enfermedad mental, pero dándole una visión más positiva y optimista.

Ya han pasado siete años desde este primer encuentro, ¿por qué grabar una segunda parte?
Justo hemos cumplido 7 años y para nosotros ese número tiene un gran significado, de ahí que aparezca en el nombre de la empresa. Queríamos hacer algo especial para celebrarlo con todos aquellos con los que hemos trabajado y con aquellos que siempre están ahí cuando les necesitas. Entre las diversas cosas que planteamos para la celebración se incluía retomar el proyecto de “Los rostros de la enfermedad mental” pero 7 años después. Pero también es cierto que otra de las razones tiene que ver con mi encuentro con Pilar, una de las protagonistas que estaba en un stand de la asociación en la Feria de Muestras de Valladolid, y comprobar cómo había hecho frente a su enfermedad y la gran mejoría que mostraba. Ver su superación fue lo que más nos impulsó para hacer un proyecto con la reflexión de estos siete años en los avances en torno a la salud mental.

¿Cuáles han sido los grandes cambios o variaciones en este nuevo trabajo?
Sobre todo que el enfoque que se ha querido dar y que ha surgido por sí mismo es el positivismo. La mayoría de las personas que han participado han contado cosas positivas y nos muestran que todo el mundo cuenta con cosas positivas que nos ayudan a superar los malos tragos. También queríamos seguir trabajando en torno al estigma, a través de experiencias negativas que los protagonistas han vivido pero cómo han sabido superarlas y seguir adelante.

¿Ha sido difícil trabajar con ellos?
Todo lo contrario, a pesar de contar con un mínimo contenido guionizado el resto ha sido lo que ellos de forma voluntaria han querido contar y destacar de sus experiencias. Han sido muy generosos y, al contrario de lo que se podía pensar, han estado muy abiertos a la experiencia y se han mostrado encantados de colaborar e incluso de seguir haciéndolo.

Les habéis convertido en “estrellas del celuloide”…
En esta segunda ocasión quisimos rendirles un homenaje desde Seventhe, y en el encuentro de grabación previamente les hicimos un pase del primer documental y les entregamos una flor como agradecimiento. Ellos pudieron refrescar la memoria de lo que contaban hace siete años y después les llegó el turno de ‘interpretar’ por segunda vez. El objetivo era que se sintieran protagonistas del proyecto, pero también que se obligaran a hacer una reflexión de sus vidas y a valorar positivamente todo lo que han conseguido en este tiempo.

¿Cuándo se podrá visionar el trabajo al completo?
No creo que tardemos mucho en colgarlo en youtube, para que todo el mundo pueda tener un acceso a este trabajo, que creemos es muy necesario que la gente conozca.

¿Contaremos con un nuevo ‘Los rostros de la enfermedad mental…14 años después’?
Si fuera por los protagonistas no me cabe la duda de que sí, porque ellos se han mostrado encantados con seguir participando. Creo que podría ser un proyecto muy interesante y desde luego no descarto la idea.

 

Sin comentarios

Deja un comentario