Arriba

AFEMC Salud Mental Salamanca, abriendo paso en la comunidad

AFEMC Salud Mental Salamanca, abriendo paso en la comunidad

Repasamos el pasado, presente y futuro del movimiento asociativo SALUD MENTAL, de la mano de AFEMC Salud Mental Salamanca.

No es de las asociaciones más antiguas dentro del movimiento asociativo Salud Mental Castilla y León pero sí cuenta con un presidente que ha ocupado el cargo desde sus inicios hasta el momento actual. Eusebio Pérez García recuerda como en el año 1992 se funda la entidad FEAFES Salamanca AFEMC, “como consecuencia de la aprobación de la Ley de Sanidad que estable un nuevo mecanismo de atención a las personas con enfermedad mental”. Es un grupo integrado por profesionales sanitarios quienes “se ponen en contacto conmigo porque saben que tengo un hijo con este tipo de discapacidad”, y a partir de un listado de personas en una situación parecida a la de Eusebio se realizan una serie de reuniones para constituir una asociación donde dar atención a las personas con discapacidad por problemas de salud mental.

Los primeros encuentros “se realizaban en unos locales de la Diputación Provincial”, y allí “nos enteramos que otro grupo de personas ya tenían constituida una asociación con estatutos aprobados y registrados”. Lo lógico era que sólo existirá una entidad para Salamanca y a partir de una reunión con ellos, el 30 de junio de 1992, se constituyó una gestora donde finalmente “yo salí elegido presidente y desde entonces he permanecido en el cargo porque no hay otra persona que quiera ocuparlo”, asegura Eusebio.

REPORSALAMANCA06

A partir de ese momento se inicia contacto con la Junta de Castilla y León “que aunque no tenía la competencia de sanidad, sí coordinaba la salud mental”, para saber qué apoyos podía ofrecer la Administración. “Así conseguimos la cesión de un local aunque en unas condiciones muy precarias, incluso sin calefacción”.

“Poco a poco fuimos consiguiendo colaboraciones con diferentes profesionales de la Universidad y, a través de ellos, personas voluntarias para trabajar con nosotros”. También empiezan a establecerse convenios entre la Diputación y Sacyl que les posibilita el alquiler del primer local. Después se da paso a varias mudanzas, también pasando por el antiguo hospital psiquiátrico en el año 1998 donde se ceden una serie de locales “y donde empezamos a realizar talleres ocupacionales como el de reciclado de papel, entre otros”. Entonces el grupo estaba integrado por unas 11 personas con problemas de salud mental.

“Con las primeras ayudas que fuimos consiguiendo creamos la primera escuela de familias, donde profesionales como Desiderio López nos ayudaban de forma desinteresada”. Así comienza a acudir gente incluso de las zonas rurales.

“Fue en el año 2007 cuando nos trasladamos a las instalaciones actuales, en unos locales cedidos por la Junta de Castilla y León, con una capacidad inicial de unos 200 metros cuadrados para pasar a sucesivas ampliaciones”, explica Rosa Illera, actual gerente de la entidad. El año pasado el Ayuntamiento cede otros 100 metros cuadrados anexos “donde realizaremos obras de remodelación y donde se ubicará el área de empleo y la sección infantojuvenil, así como una sala dedicada a informática”.

El crecimiento de la plantilla y de los servicios que se prestan en esta entidad han sido el motor que ha impulsado, año tras año, estas ampliaciones, “sobre todo el último año donde hemos pasado de un equipo integrado por 11 profesionales hasta los 19 en algunos momentos puntuales, aunque ahora mismo seamos 18”, explica Rosa.

“La evolución de la entidad ha venido de la mano de otras entidades pioneras que nos han servido de ejemplo para ir incrementando los servicios que ofrecemos desde la Asociación”, asegura Eusebio, aunque reconoce que “también el desarrollo ha dependido de cada signo político de las Comunidades y su estrategia de Salud Mental, y que hayan apostado más por las entidades privadas o públicas”. En el caso de Salud Mental Salamanca (AFEMC), “nacimos con una finalidad reivindicativa de exigir los derechos del colectivo de la salud mental pero con el tiempo nos hemos convertido en entidades de carácter mixto, donde además de seguir trabajando por la defensa de una vida de calidad de estas personas también hemos pasado a ser gestores de servicios de atención a la salud mental”.

REPORSALAMANCA02

Integración laboral

Junto a los servicios asistenciales más comunes y que comparte con otras asociaciones del movimiento asociativo, como puede ser centro de día, centro ocupacional o servicio de promoción de la autonomía personal, entre otros, esta entidad también desarrolla funciones como Agencia de Colocación “aunque, por el momento no contamos con convenio de desarrollo, por lo que nuestra labor se limita a la orientación e información en empleo, sobre todo a aquellas personas que son derivadas de otras entidades donde no disponen de una especialización en el área de salud mental”, aclara Rosa Illera.

“Nuestro trabajo en el área de empleo se fundamenta en el diseño de itinerarios personalizados, la formación específica de cada persona y la prospección en las empresa, siempre teniendo en cuenta el perfil empresarial de esta ciudad donde no hay mucha industria y se basa en el sector de servicios y hostelería”.

Además, uno de los retos de la Asociación en estos momentos es poner en marcha el Centro Especial de Empleo, “pero hace unos años nos realizaron un estudio de mercado donde los resultados no eran favorecedores por lo que dejamos a un lado la idea”. Ahora, gracias a los contactos del vicepresidente, Francisco Santiago, con la Cámara de Comercio, “estamos valorando crearlo dando respuesta a necesidades específicas de las empresas o bien a través de la subcontratación de acciones concretas”.

En todo este camino recorrido desde el año 1992, desde Salud Mental Salamanca reconocen el apoyo de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, pero también “es preciso destacar que nuestra labor como entidades donde ofrecemos asistencia supone una importante reducción de costes para la Administración regional”, recuerda su presidente. “Aquí hemos avanzado mucho, nos hemos dado bastante a conocer aunque es cierto que hay mucha gente que no sabe que existimos a pesar de las muchas campañas que hemos hecho”, añade.

Eusebio tiene muy claro que el asociacionismo en Castilla y León tiene cada vez más fuerza “pero debemos destacar que necesitamos contar con el apoyo de la Administración porque estamos ofreciendo una asistencia pública, aunque esto merma nuestra función reivindicativa”.

Desde la entidad tienen muy claro que existen necesidades nuevas “porque cada día se acerca gente más joven, por ejemplo aquellos que presentan patología dual donde se unen la enfermedad mental y el consumo de sustancias tóxicas, pero también tenemos presente la otra patología dual donde se combina la salud mental y la discapacidad intelectual”, explica Eusebio.

REPORSALAMANCA04

Sección infantojuvenil

En este sentido, la entidad es pionera en un proyecto “que lleva mucho tiempo en nuestra mente y que surge de colaboradores expertos en la materia con la entidad y de las nuevas peticiones de familias con hijos menores”, comenta Rosa. Las familias detectan que en el ámbito escolar hay falta de orientación a los profesores y los propios orientadores a la hora de tratar con estos menores.

“También existe saturación del equipo de la unidad infantojuvenil de salud mental, por lo que estos menores son diagnosticados pero derivados nuevamente a su pediatra, que ante la falta de formación más específica en materia de salud mental se ven abocados a seguir un tratamiento farmacológico sin más. Los padres suelen estar desorientados porque no saben dónde acudir”.

A partir de aquí, desde la entidad se hace un análisis de la respuesta que se podría dar. La primera es formar a los orientadores de los centros escolares, “de donde surge un proyecto de colaboración con la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y la Federación Salud Mental Castilla y León. Así ya hemos iniciado el proyecto de pilotaje en Salamanca donde estamos desarrollando cinco sesiones de formación a un grupo de 25 orientadores de institutos de educación secundaria”. A ello se une el trabajo con los equipos de enfermería y pediatría de atención primaria donde se abordan nociones básicas en salud mental.

Nuestra sección en la entidad va a trabajar con la orientación a las familias y pautas de trabajo con los menores en el domicilio. Algunos menores también son entrevistados, en los casos de existir una duda razonable en cuanto a su diagnóstico, siempre bajo la supervisión de los profesionales de la psiquiatría y psicología.

“El problema de esta iniciativa es la falta de financiación y por ello desde la entidad llamamos a la sensibilización tanto de la sociedad como de las instituciones públicas, ya que se trata de un servicio cuya demanda va en aumento”, alerta su gerente.

REPORSALAMANCA03

Viviendas supervisadas

Otra de las cuestiones sobre las que más atención están prestando desde esta Asociación, tiene que ver con las viviendas supervisadas, actualmente con dos en marcha, y la posibilidad de añadir a éstas dos más debido a una demanda existente. Rosa reclama una mejor coordinación y entendimiento con algunos de los profesionales el área de psiquiatría a la hora de baremar a los pacientes para establecer su grado en la clasificación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal. “Para que una persona con discapacidad por enfermedad mental pueda acceder al servicio residencial en una de nuestras viviendas precisa contar con un grado superior al uno, que es en el que la mayoría de nuestros usuarios se sitúan, lo que supone no poder enfrentarse al coste de una plaza”.

Rosa reclama algo que se viene destacando desde todo el colectivo y es la adaptación de los formularios de baremación de la Ley de la Dependencia al colectivo, donde algunas situaciones valorables no reflejan la realidad de la dependencia de los usuarios. Y como ejemplo destaca el hecho de que los evaluadores contemplan como capacidad el hecho de hacerse la comida, “cuando es posible que la “discapacidad” de estas personas radica en el hecho de que sean capaces de mantener una rutina de vida donde se encuentre el hecho de comer y comer de forma equilibrada”.

“Creemos que una buena forma de solucionar este problema sería tener cualificados a los baremadores por áreas específicas y tipos de discapacidades de forma que pudieran analizar mucho mejor la situación real de autonomía de estas personas, más allá de los formularios tipo con los que se trabaja”, asegura Rosa.

REPORSALAMANCA07

Plataforma

La presencia de Salud Mental Salamanca en la comunidad salmantina adquiere cada vez más fuerza, y así lo reflejan proyectos como la plataforma Somos Capaces. “Hace años desde la Gerencia de Servicios Sociales se organizaba una Feria en la Plaza Mayor con una treintena de entidades del tercer sector donde cada una acercaba a la sociedad sus productos o información de su trabajo. Con la llegada de la crisis se suspende”, explica Rosa. Durante ese proceso el Ayuntamiento por su parte crea la Casa de las Asociaciones donde se pone a su disposición unos despachos para aquellas entidades más pequeñas y donde pueden desarrollar sus proyectos. “Aquí nos juntamos algunas asociaciones y se gesta la idea de poder relanzar la Feria y en 2013 organizamos la primera, dentro de una red informal de entidades, todo de forma voluntaria y gratuita con la colaboración de algunas empresas”.

En el año 2014 comienzan a coordinarse a través de comisiones para facilitar la organización, pero a finales de ese año “empezamos a trabajar de forma más coordinada y en enero de 2015 se desarrolla el acta de constitución y se crea Somos Capaces, en las que Salud Mental Salamanca estamos presentes en la Junta Directiva como secretarios”.

La misión de esta entidad es la defensa, la visibilidad, y el estar unidos en ayuda mutua y en salud. “Trabajamos de forma unida también en causas concretas de cada entidad de forma que damos cobertura y apoyo a cada una de las entidades miembro”. En definitiva han creado una red de ayuda mutua “para darnos aún mayor fuerza y mayor representación ante la sociedad o las instituciones oportunas”. Además, esta formación va a tratar de mantener una total independencia económica de forma que pueda autogestionarse de forma independiente.

Comentarios
  • Diana

    Un placer poder conocer desde “las tripas” a las entidades y que sus equipos nos reciban con las manos abiertas. Gracias por todo compañeros/as

  • Jesús Gómez

    Enhorabuena y muchas gracias a todas las personas que forman parte de Salud Mental Salamanca y Castilla y León.

Deja un comentario