Arriba

Salud Mental Zamora: pasos lentos pero firmes

Salud Mental Zamora: pasos lentos pero firmes

El verano nos ha llevado a dirigir nuestros pasos hacia el oeste y poner rumbo a otra de nuestras entidades: Salud Mental Zamora. Esta “familia,” como a ellos mismos les gusta definirse, destaca como una de sus señas de identidad la cercanía con la que abordan toda su intervención, “tanto con las personas con problemas de salud mental como con sus familias”, asegura María José Domínguez, directora de la asociación y familiar.

La lucha constante “a pequeños pasos pero con seguridad en lo que vamos haciendo” es la forma de trabajo que este equipo integrado por seis profesionales utiliza en su día a día.

“Sabemos que no vamos al ritmo de evolución que otras asociaciones del movimiento Salud Mental Castilla y León pero también es cierto que las circunstancias de esta provincia, con otras entidades que trabajan en el mismo sector, nos ha hecho algo más difícil sacar nuestros proyectos adelante“, confiesa María José.

IMG_2174

Entre sus proyectos más importante destaca poder contar con un espacio físico mayor del que actualmente tienen. “Tenemos sobre la mesa la cesión de un terreno muy cerca de aquí donde poder construir un centro adaptado a las nuevas necesidades que tenemos, como es crear nuestro Centro Especial de Empleo, pero los cambios políticos en el Ayuntamiento han hecho que el proceso por el momento esté paralizado”, lamenta María José, quien a su vez asegura que “seguiremos luchando y dando guerra”.

Ahora mismo en el Centro de Día están trabajando con 20 plazas, a las que se suman 27 personas dentro del programa de autonomía personal, y 20 más en la línea de ayuda a familias. En atención domiciliaria se trabaja con otras 30 personas, y en las dos viviendas “tenemos las nueve plazas ocupadas”.

Una de las áreas que desde los inicios de la entidad como Feafes Zamora, allá en el año 2000, más ha centrado su atención ha sido el prelaboral. “De hecho gracias a un contacto personal conseguimos trabajar para un empresa de juguetes durante un tiempo, y esto siempre nos ha motivado para seguir ofreciendo a nuestros usuarios posibilidades de ocupación”.

Actualmente, su apuesta por el trabajo les ha ofrecido grandes éxitos y resultados. “Hacerles sentir útiles y fortalecer su autonomía y acercar la realidad de la salud mental al tejido empresarial es algo por lo que merece la pena seguir apostando por la inserción laboral de nuestros usuarios”, asegura la directora de la asociación.

En este sentido, destaca de su trabajo la elaboración de productos artesanales “como una actividad permanente que siempre hemos tenido como una máxima en la entidad, porque sabemos que nuestros usuarios necesitan estar ocupados siempre“. Ello se refleja en la gran actividad que tienen en los últimos tiempos, “para celebraciones y eventos que pensábamos que no iba a ser algo permanente y la realidad es que está funcionando muy bien“.

PicMonkey Collage

Apoyo al empoderamiento

Otro de los caminos a seguir dentro de esta entidad se enfoca en la participación más activa de las personas con problemas de salud mental dentro de la Junta Directiva. “Es algo por lo que algunas personas estamos apostando firmemente pero que por el momento no contamos con una respuesta unánime“, lamenta la presidenta Valentina del Palacio, quien lleva ya seis años al frente del cargo.

Como familiar, Valentina también es consciente de la necesidad que existe entre ellos de que la sociedad evolucione en su visión hacia el colectivo, “tanto en las empresas como en el resto de agentes, y que sepan que ellos siguen manteniendo muchas capacidades que les hace totalmente aptos para seguir formando parte de la sociedad”.

IMG_2268

Un buen ejemplo de estas capacidades lo representa Francisco Javier Domínguez, quien comenzó a formar parte de un programa de empleo de la asociación. “Antes de la enfermedad había estado en bastantes trabajos, también en el ejercito español, pero a raíz de que empezaran mis problemas de salud mental empezó a ser más complicado”, relata este joven zamorano.

Tras un período de adaptación a su nueva situación y a la asociación, “con un poco de esfuerzo se puede conseguir estar a gusto e integrarte”. Pero si hay algo que a Javier le ayudó mucho, esto fue sin duda el deporte, “que me ha salvado mucho, sobre todo de estar en la calle, que ya se sabe que ahí puedes encontrarte con cosas que no son positivas para ti, y me ha hecho sentir muy bien“.

Desde su contacto con el resto de compañeros, lo esencial para los usuarios de las entidades “es ser parte activa, poder participar y cuando ves cómo funcionan otras asociaciones sientes que es lo que también quieres para la tuya”. Javier tiene claro que van a trabajar en la línea de la participación “y sabemos que contamos con el apoyo de Valentina, aunque al principio sólo seamos como una parte consultiva y no con carácter decisorio“. En el caso de llegar a formar parte de la Junta Directiva, Javi lo tiene muy claro, “trabajaría para que nuestras instalaciones crecieran y que el nuevo centro fuera una realidad, y poder tener un centro especial de empleo”.

IMG_2205

 

Ahora Salud Mental Zamora sigue con su lucha para conseguir esa parcela que les permita avanzar en sus recursos, “pero también nos preocupa el abordaje del envejecimiento entre nuestro colectivo y la adaptación de los recursos residenciales a esta nueva situación que comienza a darse y que debemos abordar de forma casi inmediata”, asegura María José.

Una lista de objetivos que, como bien define a esta entidad, trabajarán poco a poco pero con pasos firmes.

Sin comentarios

Deja un comentario

*