Arriba

José Manuel Cámara: la voz de la salud mental en las ondas de RNE

José Manuel Cámara: la voz de la salud mental en las ondas de RNE

Hombre de muchos sitios, pero del Valle de Mena (Burgos) de corazón, José Manuel Cámara periodista de profesión y amante de la vida se ha convertido en un firme defensor de las personas con problemas de salud mental y de la necesidad de las oportunidades de que hablen y se expresen. Después de tocar alguna que otra puerta, presentar su proyecto a un concurso interno de RTVE del que nada supo y de tener que “echar mano” del “tú a tú”, su programa radiofónico “Mi gramo de locura” ha conseguido hacerse un hueco entre las ondas de este país.

Él es uno de nuestros últimos galardonados de los Premios Salud Mental CyL, y en su visita a la ciudad de Valladolid quisimos ahondar un poco más en su persona y en su vida.

Manuel Cámara entrevista3

¿Cómo surge tu relación con las patologías mentales?

A nivel profesional la primera vez que tengo la oportunidad de acercarme al mundo de la psiquiatría es por un trabajo que me encargan en RNE sobre drogodependecia, en el año 1985. Durante tres meses hice lo que yo llamo un “máster” en la temática y me “envalentoné” para aportar mis ideas e ir creciendo. Cada semana fuimos acercándonos a diferentes entidades que trabajaban con las personas con adicción. También fijamos una sección de “músicoterapia”. En total fueron 26 programas.

¿Y a nivel personal?

En este sentido fue en el año 1997 cuando mi hermano entra en el tunel de la enfermedad mental y cuando llega a mis manos un libro sobre qué es la esquizofrenia. Siempre había tenido curiosidad acerca de la psiquiatría y por ello cada año acudía como periodista al congreso de actualización que se celebra en Bilbao. Como familiar lo que hice fue sufrir los vaivenes que tiene este tipo de patologías, y tratar de ayudarle. Aprendes a hacer terapia familiar y explicar los beneficios de los tratamientos. Hubo muchos ingresos hospitalarios, con adicción al alcohol de por medio.

¿Fue un camino complicado?

Siempre digo que nosotros echamos de menos que después de la atención puramente psiquiatra no se den más indicaciones o información, además de recursos, a las familias y a los propios afectados. Mi hermano tenía una patología dual y hasta que no fue al centro Los Delfines no hubo una mejoría de su situación. Para ello fue necesario que alguien nos hablara de este sitio y contar con el dinero suficiente para afrontar el tratamiento.

¿Cuándo decides involucrarte profesionalmente con la salud mental?

Yo siempre he sido un periodista que creía en la radio y la televisión de servicio público y ahora, más que nunca, que haría falta volver a los orígenes y no la perversión en la que la estamos convirtiendo. A mí me ha costado siete años convencer a mi empresa de que el proyecto “Mi gramo de locura” era un proyecto de servicio público.

Un minuto de emisión, ¿da para contar mucho?

Siempre que algo necesita de una edición estás manipulando la realidad pero lo cierto es que, por el momento, nadie me ha llamado para decirme que no se ha sentido identificado con la emisión. Trato de contar vidas que enseñen de forma didáctica acerca de la salud mental.

¿Y además podemos decir que tus programas ejercen de terapia rehabilitadora para sus protagonistas?

Efectivamente, porque el hecho de que estas personas se desplacen desde sus hogares hasta una emisora de radio, representen al colectivo y se enfrenten a un micrófono ya es de por sí terapéutico. Y también lo es para mí y me hacen sentir muy feliz.

¿Además has conseguido cómplices en todas la red de emisoras locales de RNE?

Y por ello estoy muy agradecido a los grandes profesionales que están encantados de poder colaborar en este proyecto, aunque tengan que extender su turno de trabajo. Estamos encantados de ser altavoces de estas personas y no de otros intereses. Y no puedo olvidar al gabinete de comunicación de la Confederación Salud Mental España quienes me facilitan el acceso a las asociaciones de toda España y a sus protagonistas.

Asovica

¿Qué es lo que te ha enseñado el movimiento asociativo Salud Mental?

Lo primero han sido las propias personas y que me han enseñando a derribar prejuicios y me han dado muchas lecciones de fortaleza. Ir con su nombre por delante cuando en este colectivo se tiende a esconderse, y oír sus testimonios de superación consiguiendo colocarse en el sitio donde querían es muy didáctico. Y uno de estos ejemplos, muy especial para mí, es Damián Alcolea quien pone nombre a su trastorno, escribe un libro sobre ello,”TOCados“, y se desnuda ante todo el mundo.

Manuel Cámara entrevista2

Como periodista con más de 30 años de experiencia, ¿porqué crees que existe un abordaje tan estigmatizante de la salud mental por parte de los medios de comunicación?

Aquí estamos viendo como dos tendencias se cruzan. Por un lado una mayor sensibilización de la sociedad hacia evitar el estigma y por otra la precariedad de los profesionales de la información. La mala praxis en la que se ven obligados a trabajar muchos periodistas hace que no se afronten las informaciones con el rigor y la exhaustividad que debería hacerse. Y esto pasa tanto en el abordaje de la salud mental como en el resto de las informaciones, donde lo importante es la urgencia de comunicar y no el contenido sobre lo que estamos informando.

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario