Arriba

Mariano H. Monsalve: “La salud mental no ocupa el primer plano de la agenda política, y por ello no se evoluciona como debería”

Mariano H. Monsalve: “La salud mental no ocupa el primer plano de la agenda política, y por ello no se evoluciona como debería”

El pasado 15 de marzo iniciábamos un Ciclo de Seminarios bajo el título “Actualización en Materia de Salud Mental” con el objetivo de mejorar la formación y capacitación de los profesionales de nuestras entidades y respondiendo a las necesidades que la propia evolución en las intervenciones en salud mental requiere.

La primera de las citas vino de la mano del reconocido psiquiatra Mariano Hernández Monsalve*, con quien tuvimos la oportunidad de charlar.

-¿Cómo has vivido la evolución de la psiquiatría?

  •  En el año 75 tomo contacto con la psiquiatría en el antiguo manicomio, cuando ya se estaba trabajando en la apertura del Villacián. Yo tenía que revisar historiales de aquellos pacientes que eran “susceptibles” de ser cambiados al nuevo centro. Todavía existía el reglamento del hospital donde se regulaba cuestiones como cómo debían vestir los pacientes. En esos expedientes encontrábamos los ingresos por “orden gubernativa”, es decir, el alcalde podía decidir que una persona ingresara en el manicomio sin prescripción médica. Si comparo aquella realidad con la actual, donde el concepto de la autonomía está en marcha y es hacia donde se dirigen las intervenciones; o donde, al menos en nomenclatura, el concepto de incapacidad ha dado paso al de persona con necesidad de apoyos, podemos decir que se ha avanzado mucho. Pero si analizamos dónde podrías estar al comparar con los logros de otros colectivos, sólo podemos decir que nos queda mucho camino que recorrer.

 

-¿Por qué no se evoluciona en la misma línea que otras discapacidades o realidades sociales “tradicionalmente” discriminadas?

  • Porque existe una herencia de rechazo y estigma, de miedo. Porque heredamos una insuficiencia de recursos para ayudar a salir adelante a esta población. Porque no prevalece la idea de que pueden vivir mucho mejor, que se lo merecen. Vamos rompiendo poco a poco con estas ideas ayudados por el contexto internacional, y algo por la parte científica aunque poco porque los avances en los fármacos en estos últimos años no ha sido tanto.

 

-¿Cree que la recuperación en salud mental pasa por la farmacología?

  • Creo que a nivel social todavía no hay un acceso óptimo a los recursos (vivienda, empleo,…) que realmente benefician a esa recuperación. Pero lo que sí sucede es que en cuanto se publica un medicamento nuevo, aunque cueste 100 veces más que el antiguo, al día siguiente se puede dispensar. Pero resulta que tenemos tratamientos terapéuticos, como el tratamiento asertivo comunitario o la intervención familiar, que son intervenciones potentísimas en cuanto a la eficacia en los resultados pero que tardan mucho en ponerse en marcha, o no se ponen.

Blog 2

-¿Y por qué sucede esto?

  • Porque estas cuestiones entran muy mal en la dinámica política que tenemos, donde se quieren resultados para pasado mañana y aquí los resultados no pueden ser visibles hasta dentro de años.

 

¿Los profesionales de la psiquiatría apuestan poco por estos modelos?

  • De forma genérica sí que hay una opinión a favor, pero también es cierto que algunos psiquiatras apuestan antes por los nuevos fármacos que por las intervenciones  comunitarias asertivas o en familias, a pesar de su reconocimiento internacional, porque los resultados son a largo plazo y prefieren una efectividad más inmediata, además de posibles intereses que puedan existir. Los circuitos comerciales cuentan con más financiación que los éticos morales, y de ahí que unos se promocionen más y mejor que otros.

 

-¿Se puede decir que la salud mental no es un prioridad social?

  • No está en primer plano de la agenda política, ni en la agenda comercial, es un colectivo que no tiene potencia importante para dirimir cambios, ni los profesionales ni los afectados representamos esa potencia de otros grupos. Los intentos del colectivo no encuentran el mismo eco que otros colectivos porque la sociedad no es igual de receptiva para unos que para otros. Vuestro movimiento asociativo ha tenido momentos de mayor o menor reivindicación y se ha echo escuchar en distintos foros, pero la presencia en la agenda política sigue sin ser principal.

 

-¿Dependemos entonces de los políticos?

  • La experiencia viene a decir eso, y además existe el riesgo de que por las competencias de las Comunidades existan estas oscilaciones del mundo local. De echo la reforma psiquiátrica se ha ido desarrollando a bandazos por toda España.

 

-¿Y cuáles son, según tú, los principales retos en salud mental?

  • Creo que el principal es evaluar el impacto de que las personas con problemas de salud mental se representen a sí mismos, dejando atrás a los profesionales o los familiares.

 

-¿Y cuáles son las mejores herramientas para conseguirlo?

  • Hay que derribar el estigma principalmente, y para ello existen herramientas básicas como mejorar el acceso al trabajo pero también a los recursos sanitarios, que en los últimos tiempos tienen que dar respuesta a dolencias menores lo que hace que en ocasiones no se llegue al que verdaderamente más lo necesita.

 

*Mariano Hernández Monsalve: Licenciado en Medicina por la Universidad de Valladolid (1976), doctor en Medicina por la U. de Alcalá de Henares (1990) y Especialista en Psiquiatría (H.Ramón Cajal , Madrid.1981). Jefe de servicios de salud mental (SSM) de distrito, en Madrid, desde enero 1986. Actualmente , Jefe de los SSM del distrito de Tetuán-H.U. La Paz de Madrid. Entre las responsabilidades institucionales, he ejercido como: miembro del Comité Técnico de la “Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud”, y representante español en la Comisión Europea para temas de Salud Mental. Ha sido presidente de la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN-Profesionales de Salud Mental ) y vicepresidente de Mental Health Europe.

Comentarios
  • Alberto Mouriño Zelada

    He leído la entrevista publicada el pasado día 27 marzo realizada al psiquiatra Mariano Hernández Monsalve. No puedo sentirme más satisfecho al comprobar que cuanto manifiesta en la misma coincide con mis apreciaciones sobre la evolución de la enfermedad mental. Yo no soy un profesional dentro de este ámbito pero algo lo conozco. Tengo familiares con distintas patologías mentales y entre ellos a una hija de 35 años diagnosticada desde los 16. Todos estos años he luchado para procurar minimizar en la medida de mis posibilidades y con lo que la sociedad nos aporta. Esto me ha supuesto una cierta experiencia para poder comprender más y mejor todo lo relacionado con las personas que padecen alguna enfermedad mental.

    Quiero compartir con esa Federación de Salud Mental mi satisfacción y esperanza en el hecho de que recientemente, el pasado 22 de marzo, se declaró por parte del Senado una declaración institucional firmada por todos los grupos de la cámara, por la que se propone que el presente año sea declarado Año de la Salud Mental en España. Tuve la fortuna de acudir con otros familiares de personas diagnosticadas, representantes de asociaciones, a las lectura por parte del Senador Alberto Alarcó.

    Espero y confío que con esta declaración nuestros representantes políticos nos ayuden y sepan transmitir a la sociedad la importancia de llevar a cabo los apoyos que este colectivo necesita.

  • Carmen Laucirica

    Creo que muchas veces son los mismos psiquiatras quienes etiquetan a un paciente y asi siguen sine die.¿Cómo se puede realmente evaluar a un paciente si lo ve en consulta cada cuatro meses y habla con él diez minutos? Y por otra parte, no son capaces de cuestionarse entre ellos. Las ideas de este señor me parecen muy loables pero …

Deja un comentario

*