Arriba

El restaurante El Cobijo de FAEMA Salud Mental Ávila premiado por su compromiso con la salud mental y la sensibilización comunitaria

Restaurante El Cobijo

El restaurante El Cobijo de FAEMA Salud Mental Ávila premiado por su compromiso con la salud mental y la sensibilización comunitaria

Recientemente la Confederación Empresarial  de Hostelería de España ha querido reconocer, en la XVI edición de los Premios Nacionales de Hostelería, al restaurante ‘El Cobijo’ de nuestra entidad FAEMA Salud Mental Ávila, en la categoría de empresa hostelera comprometida con las personas con discapacidad. Hablamos con su directora general, Inmaculada Pose, quien nos cuenta la trayectoria de este proyecto de empleo en salud mental.

¿Cuándo se pone en marcha el restaurante El Cobijo y qué metas u objetivos teníais en ese momento?

Todo comienza en 2017, cuando abrimos el centro de Día El Cobijo. En ese momento ofrecíamos desde nuestro Centro Especial de Empleo la comida para las personas que hacían uso de este recurso y que eran en torno a 50 personas. Poco a poco nos dimos cuenta que queríamos abrir las puertas de nuestro centro a la sociedad en general, y dándole vueltas decidimos autorizar las instalaciones como restaurante para poder generar más empleo en las personas con discapacidad. Cuando llegó la pandemia nos tuvimos que reinventar y pusimos en marcha el servicio de catering. Actualmente estamos dando 200 comidas diarias, principalmente a personas usuarias del Centro de Día; de nuestras viviendas supervisadas y a personas mayores que viven en sus domicilios. También servimos a personas privadas que encargan menús puntuales a lo largo del mes. Todas las tardes tenemos celebración de cumpleaños infantiles, porque lo que queríamos era sensibilizar desde edades tempranas sobre las capacidades de las personas con discapacidad. Al mes pueden pasar una media de 400 niños y niñas, con lo cual nuestro restaurante es cero estigmas. Hemos conseguido que nuestro centro tenga una doble finalidad, por la mañana es centro de día y por las tardes y fines de semana funciona como cualquier restaurante.

¿Con qué plantilla empieza a funcionar y cuántas personas trabajan ahora?

El restaurante comenzó con un jefe de cocina, una cocinera, un camarero y personal de limpieza. Actualmente son 32 trabajadores: de los cuales más del 70 %  es personas con discapacidad. Los puesto que desempeñan van desde cocineros, ayudantes de cocina, pinches, office, camareros, personal de limpieza, recepcionista de pedidos, montaje de catering, conductores de reparto de comida, etc.

Premio Hostelería El Cobijo

¿Cómo recibió la ciudad esta iniciativa, tanto la población como el resto de negocios de hostelería?

Toda la ciudad nos ha felicitado y nos ha servido de aliciente para seguir trabajando. Nosotros también estamos pagando la subida de la luz, de la gasolina, de los alimentos, etc. pero tratamos de adaptarnos y seguir luchando sin mirar atrás. La Asociación de Hostelería de Ávila fue nuestra madrina, siempre confió en nuestra candidatura y nos animó a presentarnos. Cuando fuimos a la recogida del premio nos acompañaron dos personas con discapacidad trabajadoras del Centro Especial de Empleo, porque las protagonistas son ellas. Este premio lo consideramos un reconocimiento compartido por la ciudad, por todas las personas que confían en el proyecto pero sobre todo por nuestros clientes que son los consumidores de nuestros servicios, sin ellos no podríamos generar empleo.

– ¿Qué retos se han tenido que ir superando hasta alcanzar este reconocimiento nacional?

Hemos ido superando muchas dificultades. La primera de ellas, el confiar en que las personas con discapacidad pueden desempeñar con calidad un puesto de trabajo relacionado con la hostelería. Competimos con empresas ordinarias del sector de la hostelería con años de experiencia, nos teníamos que hacer un hueco y buscar nuestros clientes. Quiero destacar que son muchas las empresas que nos piden catering por su implicación con la responsabilidad social empresarial y quieren apoyar la inserción laboral de las personas con discapacidad de más difícil empleabilidad.

Restaurante El Cobijo– ¿Qué supone para la entidad pero sobre todo para las personas con problemas de salud mental este reconocimiento?

Supone una responsabilidad porque nos hemos convertido en un ejemplo en nuestra ciudad, Ávila, y también en España. Hemos demostrado que las personas con discapacidad pueden gestionar un restaurante, que además los y las trabajadoras están satisfechas en su puesto de trabajo. No obstante, también nos caracterizamos por tener implantadas medidas de flexibilidad laboral, planes de igualdad, etc. También tenemos el distintivo Óptima, máximo reconocimiento en materia de igualdad que otorga la Junta de Castilla y León, junto a otros dos premios nacionales.

– ¿Qué actividades se desarrollan en este restaurante?

Comida para colectividades; catering para empresas y particulares; menús diarios; menús de fines de semana; comuniones; bautizos, cumpleaños infantiles con monitores y cualquier tipo de evento.

-¿Cuál son los siguientes retos que se plantea FAEMA Salud Mental Ávila y su restaurante El Cobijo?

Tenemos en proyecto la construcción de un nuevo espacio para albergar nuestro Centro Especial de Empleo, y con ello ampliar el servicio de catering. Esperemos comenzar las obras en el primer trimestre del 2023. También hemos abierto, en la localidad La Adrada, un centro multiservicios donde estamos gestionando el bar y el restaurante. Por otra parte, está muy avanzado el proyecto técnico de la construcción de dos residencias y un centro multiservicios en Ávila capital donde está previsto que nuestro Centro Especial de Empleo gestione los servicios de comida, restaurante y cafetería. Con todos estos proyectos confiamos crear en entorno a 25 puestos de trabajo nuevos.

Sin comentarios

Deja un comentario