Arriba

El programa de «Apoyo y soporte social a la infancia y adolescencia”, pilotado por Salud Mental Salamanca, registra 255 intervenciones directas a jóvenes y familiares, con el apoyo de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León

atención infanto juvenil

El programa de «Apoyo y soporte social a la infancia y adolescencia”, pilotado por Salud Mental Salamanca, registra 255 intervenciones directas a jóvenes y familiares, con el apoyo de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León

El programa de «Apoyo y soporte social a la infancia y adolescencia” coordinado por nuestra Federación y pilotado por Salud Mental Salamanca a lo largo de este 2022, ha registrado 255 intervenciones directas a jóvenes y familiares, con el apoyo de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León. A ello se suman 45 sesiones grupales, un campamento de educación emocional y diversas charlas de sensibilización tanto en centros escolares como dirigidas a familiares.

A través de un convenio de colaboración con la Gerencia de Servicios Sociales hemos podido realizar diversas acciones relacionadas con la atención a personas con trastornos mentales o en riesgo de padecerlos en la infancia, adolescencia y juventud. Una iniciativa que se ha desarrollado en forma de pilotaje con el objetivo de identificar los elementos clave para dar apoyo a las personas menores de edad con problemática relacionada con la salud mental y/o en situación de riesgo y a su familia y cuidadores/as principales, con el fin de favorecer su autonomía y desarrollo personal, así como su inclusión y participación social en el entorno (escolar, familiar, social), de acuerdo con su proyecto de vida.

«Nuestra meta con este proyecto se ha centrado en favorecer la detección de algún signo de problema de salud mental en edad temprana, para lo que nos hemos centrado en desarrollar actividades dirigidas a la prevención y la promoción de la salud mental, prestando atención a las necesidades específicas de la población infanto juvenil y trabajando tanto con ella como con el entorno familiar«, explica María Hernández, psicóloga especializada en atención infanto juvenil de la entidad.

A lo largo de este año 2022, y bajo este convenio marco, se ha dado atención a 20 jóvenes y 16 familiares a través de un total de  255 intervenciones. «También de manera grupal, con sesiones semanales, se ha atendido a nueve jóvenes con quienes hemos trabajado habilidades sociales, gestión e inteligencia emocional y aquellas competencias necesarias para el afrontamiento del día a día, a lo largo de 37 sesiones», comenta la psicóloga. A ello se suman las 8 sesiones grupales realizadas con las familias.

«Hemos detectado que es muy importante que, junto al grupo de apoyo a jóvenes, se trabaje en el asesoramiento a familiares con sesiones individuales porque consideramos vital el trabajo conjunto e integral de ambas partes. También la experiencia nos ha mostrado la necesidad que tienen las familias de contar con asesoramiento donde puedan entender la etapa de la adolescencia, qué es una problema de salud mental, o herramientas para la crianza positiva, entre otras cuestiones».

Otra de las experiencias que destacan desde Salud Mental Salamanca es el campamento de inteligencia emocional que desarrollaron durante el verano, y en el que participaron  8 jóvenes.atención infanto juvenil

La iniciativa se ha complementado con un extenso programa de talleres y charlas a lo largo de todo el año. «Hemos diseñado algunas propuestas específicas como un taller de sensibilización sobre Salud Mental en la Infancia, otro enfocado al Manejo de la Ansiedad e Inteligencia Emocional para alumnado de primero y segundo de la ESO, y dos talleres de Crianza Positiva donde ofrecer herramientas a padres y madres», enumera María.

Además, se han incluido en el programa alguna iniciativas de ámbito nacional, como 16 talleres del Programa ‘Descubre’ en centros educativos de secundaria y ciclo de grado medio y 26 Talleres RESET diseñados por la propia entidad Salud Mental Salamanca centrados en la ‘Salud Mental y el uso de las Nuevas Tecnologías’, «con muy buena acogida dentro de los institutos y el alumnado», asegura Hernández. Esta profesional destaca la importancia de «trabajar conjuntamente con los docentes, y que tengan formación  suficiente para hablar de salud mental; qué pueden hacer cuando tienen alumnado con ansiedad o cómo manejar el correcto uso de redes».

A ello se suma el proyecto ‘Educación Inclusiva, Salud Mental Positiva, implantado en cuatro centros escolares de Salamanca y una charla de sensibilización en el marco de este  programa en otro centro más.

Después de 10 meses de implantación, desde la entidad destacan que «los jóvenes necesitan y demandan más atención, y las horas de este proyecto se han quedado muy cortas; necesitaríamos más recursos para ampliarlo. No todo se puede abordar en atención grupal porque las características de cada persona puede variar y es necesario desarrollar más sesiones individuales para cubrir la demanda real», aseguran.

Los últimos datos reflejan entre el 15 y 20 %  la prevalencia de problemas de salud mental entre la población infanto juvenil, lo que pone de manifiesto la necesidad de incrementar las actuaciones en este sector de población  e incidir especialmente en la prevención.

Sin comentarios

Deja un comentario