Arriba

“El 90% de los debuts psiquiátricos viene del consumo de drogas”

“El 90% de los debuts psiquiátricos viene del consumo de drogas”

Ricardo Martínez Gallardo además de ser el presidente del Patronato de la Fundación FADESS en Soria, es el responsable de salud mental del Complejo Hospitalario de Soria, y una persona que ha sabido implicarse no sólo con sus pacientes en la consulta sino traspasar esa puerta física y entender que la recuperación de esas personas y de sus familias pasa por conjugar la atención psiquiátrica con las terapias sociocomunitarias. Para él la Asociación ASOVICA representa el camino a seguir en la recuperación de las personas con problemas de salud mental. Con él analizamos su trayectoria en la atención psiquiátrica y su implicación con la entidad soriana.

-¿Cómo nace tu relación con ASOVICA?

-Cuando todavía no eramos complejo hospitalario y la asistencia estaba muy fragmentada, creamos el primer centro de día y unos pisos tutelados a partir de una subvención de la Diputación. Seleccionamos 12 pacientes y cuando terminamos el proyecto de 18 meses, estos se quedaban en la calle y la familia estaba preocupada. A partir de una reunión con las familias se crea la Asociación aunque nadie quería ser presidente así que decidí ser yo pero creando un grupo que no salía en la foto pero era el que trabajaba. Después vino el taller ocupacional, pisos y al empezar los contacto con empresas del automóvil nace la idea del centro especial de empleo.

-¿Porqué te implicas tanto personalmente?

-Creo que por mi formación que es muy comunitaria y siempre he pensado que la recuperación del trastorno mental grave no puede ser efectiva si no hay un seguimiento en el ámbito social, como es el caso del empleo. Creía en ello y por eso me impliqué. Tan directamente porque al principio la familia no tenía demasiada experiencia y quise llevarles de la mano para que se sintieran más seguros.

-¿Como médico crees posible la recuperación sin los recursos sociocomunitarios?

-Este tipo de recursos forman parte de un mismo tratamiento que no deberían concebirse de forma diferenciada. El tratamiento químico, el psicoterapéutico y el laboral forman parte de un todo al que los psiquiatras han tenido cierto recelo pero que con el tiempo hemos entendido que no puede haber recuperación sin combinar todo ello. No funciona porque la enfermedad no es sólo biológico sino también social,. hay ruptura con el entorno, con la familia y si no le damos oportunidades de volver a hacerse con normalidad, la marginación y el estigma será cada vez mayor. Las pastillas o inyecciones mágicas ni van a existir nunca.

img_2379

– ¿En el ámbito psiquiátrico están en esta línea de trabajo?

-Hay de todo. En los años 90 surge la explosión de las nuevas tecnologías farmacológicas y no se podía hablar nada de inserciones sociales, todo giraba en torno a los nuevos productos. motivado por la propia empresa farmacéutica que investigaba muchísimo y no paraban de patentar fármacos. Estas armas que han aportado mucho, finalmente han demostrado que sus límites eran muy parecidos a los fármacos anteriores. Pero hace 10 años se ha vuelto a dar mucha más importancia a las terapias psicosociales, que acompañadas a los mejores fármacos nos ayuda a conseguir mejores resultados.

-¿La salud mental de hoy en día está más afectada?

-Es importante diferenciar entre las dos vertientes de la salud mental. Por un lado la del sufrimiento psíquico menor donde se engloban las pequeñas patologías que están en alza debido a las nuevas generaciones hiperfrágiles que no toleran nada de sufrimiento pero a las que hay que dar una respuesta. Y el problema de la salud mental grave, que aún no está resuelto pero que ha perdido atención debido a esta proliferación de los trastornos menores. Existen muchas necesidades pero son menos visibles por lo que se les presta menos atención.

-¿El perfil de la personas con trastorno mental grave ha cambiado?

-En realidad sigue siendo el mismo, pero lo que sí hemos avanzado es en la detección precoz lo que nos permite adelantar su abordaje, tenemos un mejor seguimiento del paciente por lo que se reducen los síntomas, y hay una serie de herramientas que favorece que no haya tantas reiteración de recaídas. Lo que sí ha cambiado es el “debut”, ya que ahora el 90% suele ser por el consumo de drogas, antiguamente el brote de debut era al ir a la mili.

-¿Y el papel de las familias?

-Actualmente creo que existe menos angustia entre los familiares porque cuentan con más información y eso les facilita afrontar este proceso. Lo que sí necesitamos seguir trabajando es el propio estigma que sigue presente entre ellos y que dificulta avanzar en la visibilización del colectivo y en la mejora de la concepción de los problemas de salud mental.

Comentarios
  • Isidro

    Gran profesional, recomendable al 100% para aquellas personas que se inician en las drogas y aún están a tiempo de salir de ese infierno.

  • Grato per la loro assistenza in questo campo, come posso ringraziarvi?
    [url=https://vestapugh.wordpress.com/]syedOn[/url]

  • Águeda

    Para tod@s los que creen que las drogas son inocuas, sólo plantas, yo vi claramente bastantes más casos de gente que juega y se acaba quemando
    Enhorabuena por su gran trabajo

Deja un comentario

*